Buscar
  • Maria Schleyer

No me digas las horas que trabajas, dime qué consigues


El lunes subí un cuestionario a Instagram preguntándoles qué modalidad de trabajo preferían, si por tiempo o por objetivos. La verdad es que la mayoría contestó que por objetivos pero ¿funcionan así las empresas en Chile?


En muchas empresas un buen trabajo se mide por la cantidad de horas que se hayan invertido en él. Es mal visto irse puntualmente e incluso se valora más a aquellos que se quedan haciendo horas extra (aunque no se les pague por eso o sólo estén mirando el computador esperando que el tiempo pase).

Pero quedarse más tiempo en el trabajo ¿significa trabajar más? O será que tiene relación con no saber organizarse eficazmente para terminar las tareas en el tiempo estimado?.


Según cifras entregadas en 2019 por la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Chile aparece como el quinto país menos productivo y con las jornadas laborales más extensas. Sólo nos supera México, Costa Rica, Corea y Rusia .


Entonces quizá es tiempo de darle una vuelta, y aprender a trabajar por objetivos, para así poder empezar a hablar de eficiencia, competitividad, y salir del quinto lugar.


Pero ¿qué beneficios tiene trabajar por metas? Y esto va tanto para las empresas como para los colaboradores:


1. Como mencionamos anteriormente, contribuye a la eficiencia. El trabajo está finalizado cuando se alcanza el objetivo o meta propuesto… si esto te tomó 3 horas, bien, si esto te tomó 6 horas, bien. No es necesario que te vean muchas horas frente al computador, es necesario que el tiempo que pases frente a él lo aproveches al máximo para terminar en fondo y forma tus tareas.

  1. Nos motiva. Tener objetivos definidos nos ayuda a canalizar nuestra energía en cumplirlos y terminarlos de la mejor manera posible sin importar cuánto tiempo nos tome concretarlos.

  2. Mejora el control de los resultados. Así es más fácil medir los resultados del trabajo permitiendo aumentar la productividad. Es decir, podrás medir y analizar el tiempo y costo de cada tarea, el compromiso, los resultados individuales y por equipos, etc.

  3. Potencia el desarrollo de talento. Al realizar un seguimiento, es más fácil que identifiques a los trabajadores con mejores resultados y, por lo tanto, más eficientes.



Si tienes tu propia empresa, te invito a implementar esta forma de trabajo y verás cuán productivos pueden ser tus empleados.

Lo importante no es la cantidad de tiempo que inviertes en un trabajo, lo importante es que este sea realizado de la mejor forma.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Si, así es, volvemos al currículum y es que cuando de búsqueda de trabajo estamos hablando, tener una buena carta de presentación es fundamental. Sé que de esto les he hablado miles de veces, pero cre